Marshall Rosenberg ha desarrollado un proceso de cuatro pasos consecutivos en los que hablamos de cómo estamos y de lo que necesitamos para sentirnos mejor.
Paso 1. Observar sin juzgar. Manifiesto de manera exacta el motivo por el que empiezo la conversación. Es importante no incluir juicio alguno en mi mensaje.
Paso 2. Sentir sin interpretar. Verbalizo mi sentimiento, sin hacer interpretaciones.
Paso 3 Necesidades en lugar de estrategias. Afirmo cuál es la necesidad impulsora que subyace a este sentimiento.
Paso 4 Pedir en lugar de exigir. Manifiesto una petición diciendo exactamente lo que quiero ahora. Que eso sea una petición o una exigencia estará determinado por el hecho de que el otro puede decir que "no" sin que nuestra relación se resienta o la otra persona sera objeto de represalias.
De esto modo nuestra comunicación se convertirá en un baile de vaivén entre lo que yo observo, siento, necesito y pido, y lo que tu observas, sientes, necesitas y pides.

SI TE INTERESA SABER MAS Y PONERLO EN PRACTICA...VEN A NUESTROS TALLERES DE COMUNICACIÓN POSITIVA!!!!

Publicado: 15 de Agosto de 2016